100.000 espectadores menos: La audiencia castiga las mentiras de Ferreras

Antonio García Ferreras, presentador de Al rojo vico y director de La Sexta. Antonio García Ferreras, presentador de Al rojo vico y director de La Sexta.

El nuevo curso televisivo manda a Antonio García Ferreras a las cloacas de las audiencias. Su primera semana al frente de Al Rojo Vivo tras las vacaciones ha tenido la peor audiencia de los últimos años, casi 100.000 espectadores menos que en su vuelta del pasado año y 223.000 menos que en 2020.  Los audios del director de La Sexta, Adrián de la Joya, el comisario José Luis Olivera, Mauricio Casals y el comisario Villarejo desvelados en exclusiva este verano por Crónica Libre, que demuestran su torticera manera de sacar información falsa a sabiendas para dañar a Podemos, le están pasando factura y no solo de credibilidad. Tras meses de trending topic de hashtag como #FerrerasGate #CloacasAlRojoVivo #CloacasDelPeriodismo o #FerrerasFueraDeLaTV ahora la audiencia apaga la tele de la manipulación.  

Por David Arnanz

Solo 8 de cada 100 espectadores han seguido el regreso de Ferreras a la televisión tras el descanso estival. La audiencia de Al Rojo Vivo del lunes 5 al viernes 9 de septiembre confirman que la audiencia está dando la espalda a la manipulación informativa. Más de un punto menos de audiencia y una huida de 92.000 espectadores en comparación con su estreno de septiembre del pasado año son cifras que hablan por sí solas. La sangría es más escandalosa si comparamos los datos con los de 2020: el programa ha perdido tres puntos de share y 223.000 espectadores.

Desde que Crónica Libre publicara el pasado 9 de julio la exclusiva titulada Ferreras sobre la falsa cuenta de Iglesias: ‘Inda, voy con ello, pero es demasiado burdo” la imagen y credibilidad del jefe de la Sexta está en entredicho. El bombazo fue tal que hasta el programa se benefició de la polémica: el lunes 11, dos días después, casi medio millón de espectadores estuvieron atentos al programa por si se decía algo al respecto. la expectación jugó a favor de Ferreras. Fue el último día.

A partir de entonces, el programa matinal de La Sexta fue en caída libre con unos más que mediocres datos. Al día siguiente, el martes 12 de julio, primera de la jornada del Debate del Estado de la nación, el programa se dividió en dos tramos. El primero fue seguido por 418.000 espectadores; el segundo, por 279.000. Es decir, 189.000 seguidores menos de un día para otro.

Un día más tarde, el miércoles 13 de julio, las cosas fueron peor. El programa ARV: Objetivo el Debate se tuvo que conformar con un triste 4’4 por ciento de audiencia y tan solo 91.000 seguidores, según datos de Kantar Media, especialista en medición de audiencias. El mes de julio ha sido, en definitiva, catastrófico para el programa: Ochenta mil espectadores menos que el año pasado y 211.000 menos que en 2020. Las mentiras tienen las patas muy cortas y la audiencia, siempre se ha dicho que es muy larga.

Los datos analizados no hacen pensar que el formato de la tertulia matinal de la segunda cadena de Atresmedia está desgastado. Es más, este mes de agosto, periodo en el que ha estado presentado por Inés García mientras Ferreras disfrutaba de sus vacaciones, el programa ha subido medio punto de share con respecto a agosto de 2021. “Muchas gracias por habernos acompañado en este largo y duro verano”, dijo en su despedida la sustituta de Ferreras.

La media de audiencia de ARV de toda la temporada pasada, es decir, del 1 de septiembre de 2021 a 30 de julio de 2022 fue de 12,1 por ciento de share y 544.000 espectadores. Con esos datos, la primera semana de Ferreras fue catastrófica. Una media de 8´3 por ciento de share y 327.000 personas son datos que dan que pensar y que auguran una temporada complicada para el director y presentador del espacio que hace tiempo fue un referente informativo. Son casi 4 puntos menos de share, datos que no tienen que gustar a la dirección de Atresmedia puesto que cada punto menos de share anual se traduce en pérdidas millonarias por ingresos publicitarios. Y son 217.000 personas que han decidido dejar de ver el programa. No son los único que dan la espalda a Ferreras, más de un periodista ha decidido no seguir compartiendo plató con él.

#FerrerasGate

Las exclusivas de Crónica Libre de este verano han dejado en una situación muy comprometida a García Ferreras. Los reportajes Ferreras a Villarejo: ¿sabes dónde matamos nosotros a Monedero? y Casals a Ferreras: A ver si le metes una hostia a Pedro Sánchez publicados en julio; y Casals pidió a Ferreras que ocultara información para no perjudicar a Ignacio González, del 9 de agosto han provocado tal indignación popular en las redes que este verano han llegado a ser trending topic los hashtag #FerrerasGate #CloacasAlRojoVivo #CloacasDelPeriodismo o #FerrerasFueraDeLaTV. Uno de los tuit más compartidos este meses es uno que dice: “Yo acuso a Ferreras, Eduardo Inda, Ana Rosa Quintana, Francisco Marhuenda, caros herrera, Ana Terradillos, Susana Grisso, Federico Jiménez Losantos, Sergio Martín… de alterar el orden democrático en España al propagar mentiras para cargarse a Podemos”.