Juan Manuel García-Gallardo Frings, al servicio de su majestad el zar Putin

Juan García-Gallardo Frings El vicepresidente de la Junta de Castilla-León por VOX, Juan García-Gallardo Frings

Las declaraciones del vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan Manuel García-Gallardo Frings, sobre que el fin del sexo es la procreación y que la “hipersexualización de la sociedad” es motivo de la despoblación “latente”, encajan con el ideario que Hazte Oír (El Yunque) y otras organizaciones ultraconservadoras: es la teoría del invierno demográfico en la batalla cultural que pretende cercenar derechos fundamentales de los ciudadanos.

Por Román Cuesta

José García-Gallardo Frings, vicepresidente de la Junta de Castilla y León por el partido VOX, asegura que el único fin del sexo es “la procreación” y que la “hipersexualización de la sociedad” es el motivo de la despoblación. Con sus afirmaciones deja al descubierto la influencia que la secta cristofascista El Yunque sigue teniendo en VOX. El despacho de abogados de su familia, en el que trabajaba hasta alcanzar la vicepresidencia, tiene entre sus principales clientes a la familia Ruiz-Mateos, protectores de la secta de origen mejicano y responsables directos de su implantación en nuestro país.

Dichas declaraciones también trazan la línea que une los intereses de Hazte Oír con los oligarcas rusos afines al zar Putin y desvelar como estos apadrinaron a la organización para que lograse la influencia que a día de hoy la pantalla de la secta despliega en nuestro país.

 Madrid, 2012

Madrid, Mayo de 2012, el Palacio de Congresos acoge la celebración del VI Congreso mundial de las Familias, patrocinado por una red internacional de organizaciones ultraconservadoras de más de 60 países, calificada como “grupo de odio anti-LGBT” por el Southern Poverty Law Center (SPLC), plataforma que monitorea movimientos extremistas en EEUU y rastrea sus conexiones con la extrema derecha.

Ignacio Arsuaga y Luis Losada Pescador, miembros destacados de la secta cristofascista y paramilitar “El Yunque”, habían sido elegidos por el Comité de Selección del WCF, reunido el año anterior en  Fort Worth (Texas),  para ejercer de anfitriones con la cobertura de la organización Hazte Oír, fundada por ellos en 2001 y utilizada como pantalla de las actividades de la secta en España.

Larry Jacobs, director general de WCF, declaro tras la decisión: “Estamos encantados de que el VI Congreso Mundial de las Familias se celebre en Madrid para alentar, unir y fortalecer el movimiento pro-familia y pro-vida español. El gobierno de José Luis Zapatero es notoriamente anti-familia y ha instituido el matrimonio homosexual y la llamada Ley de Identidad de Género, al tiempo que amplía el aborto legal. Es hora de que las fuerzas pro-familia pasen a la ofensiva en España y reviertan las fechorías éticas y la ingeniería social radical legalizada por Zapatero”.

Ignacio Arsuaga respondió: “Estamos muy ilusionados con la organización del próximo congreso, España es un país donde la izquierda laica ha atacado muy duramente a la familia en los últimos tiempos. Tenemos muchas ganas de interactuar y aprende de los líderes, académicos y figuras religiosas más eficaces a favor de la familia que han luchado en la guerra cultural en sus propios países”.

La idea del WCF había surgido en 1995, en Moscú, tras una reunión entre a Allan Carlson, presidente del Centro Howard e Ivan Shevchenko, un místico ortodoxo ruso, alentada por los profesores de sociología de la Universidad Lomonosov, Anatoly Antonov y Victor Medkov, preocupados por los peligros del invierno demográfico ruso.

Carlson en su libro, Family Questions: Reflections on the American Social Crisis, había reflejado cómo se había desarrollado en Estados Unidos una decadencia demográfica similar, señalando como culpables a las revoluciones feminista y sexual de la posguerra.

El profesor Anatoly Antonov se convirtió en cofundador de WCF y ejerció como líder intelectual de las fuerzas anti-gay de Rusia, tras su fallecimiento uno de sus estudiantes aventajados, Alexey Komov, tomo el relevo convirtiéndose en el representante oficial del WCF en Rusia.

La trayectoria del WCF

La trayectoria del WCF recoge eventos en Praga (1997), Ginebra (1999), el de Ciudad de México en 2004, fue organizado por plataformas pro vida y familia creadas por “El Yunque” (Familias y Sociedad, Red Familia) y sirvió para presentar a HO (Hazte Oír) en sociedad.

El anticomunismo visceral de la secta, sus postulados ultraconservadores y su infiltración en el PAN, sirvieron de argamasa para unir los destinos de “El Yunque” y el WCF, el mismísimo Vicente Fox acudió a bendecir el encuentro.

El siguiente se celebró en Varsovia (2007) y en el de Ámsterdam (2009) HO formo parte por primera vez del Comité Organizador. A partir de 2010, y con HO ya integrado en el grupo nuclear, el WCF ayudo a organizar al menos cinco reuniones importantes en Rusia.

Estas reuniones ayudaron a los líderes del WCF a establecer relaciones estrechas con funcionarios clave del gobierno ruso, como la miembro de la Duma Elena Mizulina (esposa del oligarca Vladimir Yakunin), la principal legisladora antigay del país, que se reunió con Jacobs en Moscú al menos tres veces y es asidua a los eventos de WCF.

En noviembre de 2010, la organización Santidad de la Maternidad de Rusia inauguró su primera conferencia nacional. El tema: resolver “la crisis de los valores familiares tradicionales” Larry Jacobs, vicepresidente del Congreso Mundial de Familias dijo a la audiencia que los evangélicos estadounidenses tenían un historial de 40 años de “defensa de la vida y la familia” ” y esperaban ser  “verdaderos aliados” en la cruzada de valores tradicionales de Rusia. 

Entre los éxitos del movimiento se encuentra una ley que prohíbe la “propaganda de relaciones sexuales no tradicionales con menores”, un término vago que criminaliza cualquier expresión pública  de las relaciones entre personas del mismo sexo.

Putin y la Iglesia Ortodoxa

La Rusia postsoviética experimentó un gran renacimiento en la ortodoxia después de que se levantaron las restricciones del comunismo.

Al hacer causa común con la iglesia y sus objetivos, Putin no solo ha presentado a los oponentes de su régimen como enemigos de la tradición rusa, sino que también ha reforzado su popularidad: hoy, alrededor del 90 por ciento de los rusos se identifican como ortodoxos.

La iglesia ortodoxa se ha convertido en un marcador de identidad nacional, una fuente de respaldo político y un participante activo en el proceso legislativo (un acuerdo de 2009 con el partido gobernante Rusia Unida de Putin, el principal funcionario ortodoxo del país, el patriarca Kirill, ganó el derecho a revisar  y sugerir cambios en cualquier legislación que esté siendo considerada por la Duma.)

El brazo de cabildeo familiar de la Iglesia Ortodoxa estaba dirigido en aquel momento por el arcipreste Dmitri Smirnov, un poderoso clérigo de Moscú.

Dmitri fue designado para encabezar la Comisión del Patriarca sobre la Familia, la Protección de la Maternidad y la Infancia, un organismo eclesiástico establecido en 2011 para influir en los legisladores y actuar como taller de desarrollo de políticas para la administración de Putin.

La comisión ha trabajado en estrecha colaboración con el comité de política familiar de la Duma de Mizuluna y consulta con una variedad de organizaciones internacionales; de estos, dice Dmitri, “nuestra principal conexión es el Congreso Mundial de las Familias”.

Komov y el arcipreste Dmitri se hicieron amigos, y así Komov entro en los círculos más elitistas de la ortodoxia rusa.

De hecho, la Iglesia envió a Komov a la reunión del comité de planificación del Congreso Mundial  en las oficinas de Focus on the Family en Colorado Springs, en 2010, donde Arsuaga y Luis Losada presentaron la candidatura Madrileña.

Ese mismo comité ordeno a Komov que organizara la Cumbre Demográfica de Moscú, que recibió a más de 1000 asistentes, muchos de ellos habituales de la WCF (Carlson, Jacobs, Antonov)

 “Estamos perdiendo a casi tres cuartos de millón de personas cada año”, declaro en aquella ocasión Alexey Komov, que presidia el evento.

La “Madre Rusia” está pasando por una disminución sin precedentes en la población. En los últimos 20 años, se estima que un asombroso número de 80 millones de niños rusos no han nacido pues han sido abortados. En promedio, durante el curso de su vida reproductiva, una mujer rusa tendrá siete abortos.

El día siguiente a la cumbre, Mizulina presentó el primer paquete de leyes contra el aborto en Rusia desde el colapso de la URSS. “Acabamos de ver resultados increíbles”, dice Jacobs.

Meses después el Comité de Selección se reunió en Fort Worth, Texas, en el Seminario Teológico Bautista del Suroeste (SWBTS), su anfitrión fue Paige Patterson, su decisión fue que el próximo congreso se celebrase en España y su organizador fuese HO.

Este fue el espaldarazo definitivo que impulso a HO a nivel internacional y que le permitió habilitar al año siguiente CitizenGo, su división internacional, en la que Alexey Komov ocupa un puesto destacado.