Objetivo: ministro Soria. “Porque somos un Clan”

José Manuel Soria, exministro de Industria José Manuel Soria, exministro de Industria

Crónica Libre ha desvelado los audios grabados por el comisario Villarejo con Mauricio Casals, presidente de La Razón y consejero de Atresmedia; Antonio García Ferreras, director de La Sexta y presentador de Al Rojo Vivo, el comisario José Luis Olivera y el socio Adrián de La Joya en los que departen sobre cuentas bancarias irreales de Pablo Iglesias, Juan Luis Cebrián, Xavier Trías o el empresario Javier Pérez Dolset, dosieres falsos sobre los Pujol o Podemos, todo bajo lema “esto lo hacemos con el rabo”.

             

Algunos eran exjefes, sin un motivo real por el que atacarles, como es el caso del expresidente del grupo Prisa Juan Luis Cebrián, tal y como explicó a Crónica Libre tras escuchar los audios sobre el encargo que hacían Mauricio Casals, presidente de La Razón y consejero de Atresmedia por el Grupo Planeta, y el extrabajador de la Cadena SER, Antonio García Ferreras, que ese 17 de mayo de 2016, cuando le pedían a los comisarios José Manuel Villarejo y José Luis Olivera información sobre la presunta cuenta en Panamá de Cebrián ya ocupaba los puestos de director de La Sexta y presentador de Al Rojo Vivo, además de prestar servicios para Florentino Pérez, negociando fichajes como el de Ricardo Kaká.

Con otros simplemente tenían una motivación política, porque ellos eran unos hombres de Estado, que se lo dijeran a Mauricio Casals que se pasaba el día diciéndole a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaria o al ministro del Interior Jorge Fernández Díaz lo que tenían que hacer. Así que elaborar un informe falso sobre Pablo Iglesias o meterle una cuenta ficticia de hace cinco años era algo que los comisarios Olivera y Villarejo “hacían con el rabo”, que Eduardo Inda te lo publicaba sin rechistar y que Antonio García Ferreras te lo metía en horario de máxima audiencia sin hacer preguntas, aunque le pareciese raro. “Porque Eduardo es como un hermano” y “le quiero de corazón”.

Así que no es de extrañar que si un ministro se las hacía pasar ‘canutas’, Casals pidiera un informe sobre él y lo que hiciera falta. Y eso le ocurrió a José Manuel Soria, ministro de Industria con Mariano Rajoy, a quien aunque el presidente le dio un voto de confianza duró en el puesto lo que que aguantan una embestida diaria de los telediarios de las 9, las 15 y las 21, con sus debates correspondientes, más los amigos tertulianos de la prensa. ¿El pecado? Inmiscuirse en la marcha económica del grupo Planeta y Atresmedia con la idea de grabar con un impuesto la concesión de televisión y eliminar también las subvenciones que les habían sido concedidas con el anterior gobierno del PSOE.

Frente a este arrojo de Soria, que estaba en funciones hasta las elecciones de junio puesto que había dimitido en abril, la reacción de “la mafia”, como lo define Casals o “el clan”, según matiza Villarejo, se pone en marcha. Eso sí, “con códigos”, apuntilla Ferreras a su conciencia y a la grabadora del comisario… Un clan de protección para delinquir compuesto por los funcionarios, empresarios, políticos y medios de comunicación, como se puede escuchar y leer a continuación:

Villarejo: Lo que necesite, tienes mi teléfono, yo tengo el tuyo cuando necesites...

Ferreras: Puedes llamarme también yo no soy como Federico [Jiménez Losantos]

Adrián de la Joya: Antonio...

V: Has visto que tonto.

ADlJ:...Sabiendo perfectamente cómo te has portado con Mauricio, con el ataque de un tal Soria, ¿me entiendes?

F: Mauricio... hombre, si atacan a Mauricio...

ADlJ: Bueno, nosotros sabemos, eso, eh, Mauricio es...

F: De todas formas esa semana fue muy dura.

ADlJ: Mauricio es una persona, eh, oye totalmente excepcional, .

Olivera: Que le soltamos algo a Soria, que a Soria lo quieres...

V:Sí

ADlJ: Es como un hermano mío.

O: lo quiere mucho.

ADlJ:Y para eso tú estás ya.

V:Compañero de carrera, sí 

O:Chicho

V:Compañero de Canarias

O:Le podemos, le puedes mandar a Chicho a través de Toni...yo no

Casals: Dicho de otra manera, Antonio, esto es una mafia...

V:je je je

F:Pero aquí hay códigos

ADlJ:Bueno

O:Sí, sí, un clan,

C: Por eso lo digo, es un clan

O: un clan, es un clan

F: Yo creo en los códigos

V: Yo también

O: Esto es un clan

V: ¿Has visto el tonto del Federico?, ¡que respuesta!.... 

De recurso de la cloaca a denunciante de la Operación Cataluña

Fue una semana dura, según explica Ferreras, pero consiguieron proteger a Casals y que dimitiera el ministro Soria. Aunque no era suficiente. En la memoria de Olivera aflora su sucesor en la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, el comisario Narciso Ortega, más conocido como Chicho y que en la actualidad ha puesto una denuncia contra la cúpula policial por la Operación Cataluña.

Tienen fácil acceso a él, a través de Tony, otro policía con un pie fuera de cuerpo y otro dentro; procesado por un asunto de drogas en el puerto de Barcelona y socio de Olivera y de Villarejo. Le llaman Tony. Los detectives le conocen como el Bigotes. Su nombre es Antonio Giménez Raso y es la persona que hizo creer a Victoria Álvarez y al denunciante de corrupción José Luis Pérez (conocido como La Mano Negra) que se llamaba Andrés y era agente de la UDEF.

Por lo visto Chicho sigue a José Manuel Soria desde que estuvo destinado en Canarias, “estuvo detrás de él dándole por culo todo lo que pudo”. Como se escucha y lee a continuación:

Olivera: Todo, oye, no te creas que es Panamá solo...
 
Villarejo: No, no 

O:Soria se ha puesto a joderlo. 

V: Sí, no, pero ya 

O: Chicho, Chicho, estuvo detrás de él dándole por culo, todo lo que pudo, eso tiene que tener rastros de la hostia, díselo a Tony.
 
V: Sí 

J: Y de Panamá 

O: Y lo de Panamá hay que mirarlo, si es público si el registro de Panamá es público, puedes entrar directamente desde tu despacho. 

Para que salga bien, hazlo tú mismo

De todas formas, son expertos sabuesos, perros viejos y si quieren que algo salga bien mejor hacerlo ellos mismos. Así que cuando Olivera dice que lo del ya exministro Soria “yo no puedo mirarlo institucionalmente” porque dejan rastro las búsquedas en Panamá, Villarejo al quite mira a Casals y le asegura “lo hago yo, lo hago yo”.

Olivera: Lo que pasa es que yo no puedo institucionalmente hacerlo

Villarejo: no, no

C: Porque a mi me detectan

V:Lo hago yo, lo hago yo

Y mientras todo esto ocurría, Casals le susurraba a Rajoy que el ministro mentía, aunque el presidente lo defendiera por todos los grandes favores que había hecho al partido desde el Ministerio de Industria y que Crónica Libre seguirá revelando.