Una jueza absuelve a un maltratador de saltarse reiteradamente la orden de alejamiento

Cualquier orden de alejamiento debería ser un pasaporte de seguridad para una víctima de violencia machista. Sin embargo, la realidad demuestra que es puro papel mojado ya que depende de la voluntad del terrorista machista de respetarla. Pero no solo. También hay sentencias como las del Juzgado de lo Penal número 2 de Ciudad Real, en las que una jueza exime de tal culpabilidad al maltratador de María Chaparro.