Unos audios demuestran la relación de Plácido Domingo y la Escuela de Yoga

Crónica Libre ha hablado con la víctima de la secta de la Escuela de Yoga argentina, Pablo Salum, sobre los 30 años de lucha para recuperar a sus seres queridos. Sobre el tenor español, Plácido Domingo, Salum asegura que, a pesar de que dice que lo han utilizado y que es una víctima, el tenor español perteneció a la organización coercitiva desde 1996.

Patricia Espinar y Eliana Paniagua

 Pablo Salum no coge el teléfono desde hace días por las amenazas que está recibiendo. Ha hecho una excepción y ha hablado con Crónica Libre. “Quiero que quede claro que en la Escuela de Yoga explotaban sexualmente a las víctimas. He querido puntualizarlo, al leer noticias en España en las que se dice que “contrató a una prostituta”, esto va más allá, las chicas de la Escuela de Yoga no son prostitutas son víctimas que son explotadas sexualmente. Entre esa gente está mi mamá y mi hermana. A la gente de poder no le sacan dinero, le sacan mucho más, los captan, los seducen, los coaccionan psicológicamente para llegar a gente que está más arriba. La justicia tiene que investigar y citarlo”.

La lucha de Pablo, como contaremos en Crónica Libre, empieza a dar sus frutos. ”Creo que está bueno que la Justicia Federal lo cite y le pregunte, quizás puede llegar a ser una víctima. Está bueno que lo indaguen para saber qué le sucedió, cómo lo utilizaron y qué favores le hizo a la organización, porque esto no es gratis”. Pablo Salum en su cuenta de YouTube  ha explicado los vínculos de Plácido Domingo con la secta y ha publicado audios de las escuchas judiciales.

El primero audio es entre Plácido Domingo y Mendy (Susana Medelevich).

Audios cedidos por Pablo G Salum @leyantisectas
Plácido Domingo: Es más, cuando salgamos del del, del del como se llama, de lo del, de lo, del del la cena. ¿Pues, ese, digamos, digamos venimos separados, no? Y después después lo hacemos así, porque ellos, mis agentes y todos se van a subir a la habitación conmigo. ¿Cuando yo suba, ves?
Susana Medelevich:Perfecto, ah, entiendo perfecto.
P:Osea, que así este... y ya después, pues como están en el mismo piso y todo, yo ya te digo, yo estoy en el en el 500, es que es 500 algo...
S:Sí, no me mandes a la de otro, por favor.
P: Por favor, por favor, No (risas), venga, pues OK, Este espérame, deja déjame ver.

Así lo explica Pablo Salum: “Estaban arreglando encontrarse. Son geishas, intercambian temas sexuales con favores. Desconocemos qué favores le hizo Plácido Domingo a la organización. Conozco algunos como que le cedió parte de un show en el Campo de Polo, estuve ahí con mi madre y Plácido Domingo. Con las acusaciones que tuvo de acoso sexual a mujeres y cómo cobraba peajes sexuales a las que querían cantar con él, recordé que esa tarde en el Campo de Polo, cuando me saluda me dice ‘eres lindo como tu madre’. Siendo más grande dije qué sinvergüenza, sabiendo las acusaciones previas y que era un pervertido“.

Pablo publica un segundo audio, en el que se escucha la llamada de Susana Medelevich cuando acuerda encontrarse con Plácido Domingo, “le tiene que dar el parte a Juan Percowicz porque nada se hacía sin el permiso de sus líderes”.

Audios cedidos por Pablo G Salum @leyantisectas
Susana Medelevich:
 Muy buen día mi amor. Hola que que tal. Muy bien, ¿no te desperté, no?
Juan Percowicz:No, no.
S:(risas) Este, mi amor, una pregunta además de estar fascinada con este escenario que arman los dioses cada día más lindo y más divertido. Este, entre otras cosas de tantas que dijo Plácido, dijo que podría venir a visitarnos. Osea, visitarnos significa venir a visitarme. Porque él va a casa, en New York y lo recordó ayer, ¿no? Emm ¿A vos te parece que yo le podría preguntar a PET si eso sucede, si lo podríamos hacer en el Museo?.
J:Sí, mi vida.
S:Bueno, bueno, me encanta. Me encanta. .
J:Mucha suerte.
S: Tendré que sacrificarme una vez más.
J: Una vez más mi amor. ¿No te ha dicho que estar en la Escuela es un dolor tras otro, dolor?.
S:Sí, pero si como sea demasiado... tengo mucha vocación de sacrificio, ¿no es cierto?.
J:Sí. Ay, cómo te quiero, te quiero mucho.
S:Yo también a vos mi Juan mucho, mucho, muchos besos y.
J:¿Me contás cómo sigue?
S:Sí, claro que sí, con detalles... es que eres.
J:Gracias amor, te quiero mucho. Suerte.
S:Gracias gracias a vos, gracias a vos, Chao.

Ampliaremos la información…