Viruelas, pieles extrafinas, el traspiés y otras cosas de simios

Cualquiera que conozca dos pinceladas sobre la construcción de la masculinidad tradicional sabe que entre los hombres de cualquier orientación sexual o tendencia política se establecen jerarquías en base al número de parejas sexuales que tienen o, al menos, a las que son capaces de exhibir (o inventarse) como trofeos de caza. Más, es más.